Pasar al contenido principal

Reconstrucción del ligamento cruzado anterior

Reconstrucción del ligamento cruzado anterior

10 Minutos de lectura

Una reconstrucción del ligamento cruzado anterior consiste en el reemplazo de esa parte de la rodilla. Para hacer esto, se utiliza un tendón de otra parte de su cuerpo. La reconstrucción del ligamento puede mejorar la estabilidad y el funcionamiento de la rodilla después de una lesión.

Usted se reunirá con el cirujano que llevará a cabo el procedimiento para hablar sobre el mismo. Puede ser distinto al descrito en este documento, debido a que estará concebido para adaptarse a sus necesidades. Los detalles del procedimiento también pueden variar de un país a otro.

Lesión del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior (LCA) es un ligamento fuerte que pasa diagonalmente por el centro de la rodilla. Ayuda a estabilizar su rodilla, especialmente al girar o cuando mueve la articulación de su rodilla de un lado a otro.

El LCA es uno de los ligamentos que se lesionan con mayor frecuencia. Generalmente se desgarra cuando usted se detiene muy rápidamente mientras simultáneamente gira o da un paso al costado. Es más probable que usted se lesione su ligamento cruzado anterior si practica un deporte, en especial baloncesto o fútbol, o si practica esquí.

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior consiste en reemplazar el ligamento desgarrado por un injerto. El injerto suele sacarse de un tendón de otra parte de la rodilla, pero a veces puede hacerse con un injerto de un donante (aloinjerto). El cirujano le explicará las distintas opciones de injerto.

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior se realiza para tratar de estabilizar su rodilla. Esto significa que es posible que pueda volver a practicar deportes, pero eso dependerá de si su rodilla tiene otros problemas, como, por ejemplo, cartílagos desgarrados, lesiones en otros ligamentos o artritis.

¿Cuáles son las alternativas a la reconstrucción del ligamento cruzado anterior?

Algunas personas con un desgarro del ligamento cruzado anterior podrían no necesitar una operación para repararlo. Se le podría ofrecer fisioterapia (terapia física), ejercicios y una rodillera articulada para darle soporte a su rodilla. El cirujano podría recomendarle este tipo de tratamiento si:

  • su rodilla está estable
  • tiene un ligamento parcialmente desgarrado y no totalmente desgarrado
  • no desea practicar deportes que fuercen mucho sus rodillas

Sin embargo, si su rodilla está inestable (cede) y usted desea volver a practicar deportes, tiene un trabajo activo o si su rodilla tiene algún otro tipo de daño, entonces su cirujano probablemente le recomendará una reconstrucción. Si corre riesgo de tener osteoartritis más adelante, entonces su cirujano también podría recomendarle la reconstrucción.

La disponibilidad y el uso de los distintos tratamientos pueden variar de un país a otro. Consulte a su médico acerca de sus opciones de tratamiento. 

Cómo prepararse para una reconstrucción del ligamento cruzado anterior

En general, la reconstrucción del ligamento cruzado anterior se realiza entre tres y ocho semanas después de la lesión. Esto da tiempo para que la inflamación se reduzca. El cirujano podría pedirle que haga fisioterapia durante las semanas posteriores a su lesión. Esto es para asegurar que usted puede mover su rodilla lo más posible antes de su operación.

El cirujano le explicará cómo debe prepararse para la operación. Por ejemplo, si usted fuma, le pedirá que deje de fumar, ya que esto aumenta su riesgo de infección en el pecho y en la herida, lo que puede demorar su recuperación.

La reconstrucción del ligamento cruzado anterior puede hacerse con anestesia local o con anestesia general. Una anestesia local bloquea completamente el dolor del área de su rodilla y usted estará despierto durante la operación. Si le dan anestesia general, usted estará dormido durante el procedimiento.

Si le administran anestesia general, le pedirán que ayune. Quiere decir que no deberá ingerir alimentos o bebidas, normalmente alrededor de seis horas antes. No obstante, es importante seguir las instrucciones de su anestesista.

Su cirujano le explicará lo que ocurrirá antes, durante y después del procedimiento, y cualquier dolor que pueda tener. Esta es su oportunidad para entender lo que sucederá, y puede resultarle útil preparar una lista de preguntas sobre los riesgos, beneficios y otras alternativas al procedimiento. Esto le ayudará a estar informado, de modo que pueda dar su consentimiento si le piden que firme un formulario de consentimiento para llevar a cabo el procedimiento.

Qué sucede durante una cirugía de reconstrucción del ligamento cruzado anterior

Su cirujano examinará su rodilla para ver cuán dañado está su ligamento y si algún otro tendón o ligamento está dañado.

El cirujano hará varias incisiones pequeñas en la piel de la rodilla que se esté tratando. Luego insertará el artroscopio y otros instrumentos quirúrgicos en la rodilla a través de estas incisiones. Un artroscopio es un tubo delgado y flexible con una cámara y luz en el extremo. Le permite al cirujano ver el interior de su rodilla.

El médico extraerá la porción de tendón que usará como injerto. En general, tomará el injerto del tendón rotuliano que conecta la rótula y la tibia o de los tendones de la corva en la parte posterior de su rodilla. El cirujano entonces perforará un túnel desde la parte superior de la tibia (hueso de la espinilla) a la parte inferior del fémur (hueso del muslo).Colocará el injerto en el túnel, lo sujetará a los huesos y lo fijará generalmente con tornillos. Estos normalmente se dejan dentro de su rodilla para siempre. El cirujano cerrará la incisión en la piel con puntos o con bandas adhesivas. La operación suele durar entre una hora y media y dos horas. 

Qué esperar después

Es posible que deba descansar hasta que se le pase el efecto de la anestesia.

Podría necesitar analgésicos para aliviar cualquier molestia cuando desaparezcan los efectos de la anestesia.

En el caso de la anestesia local, pueden pasar varias horas antes de que vuelva a recuperar la sensibilidad en su rodilla tratada. Tenga especial cuidado de no tropezarse o golpearse en esa zona, y es mejor mantener la pierna elevada lo más posible.

La anestesia general afecta temporalmente la capacidad de coordinación y razonamiento; por esta razón, no deberá conducir, beber alcohol, operar maquinarias ni firmar documentos jurídicos en las 24 horas siguientes. Si tiene dudas acerca de cuándo podrá conducir, comuníquese con la compañía aseguradora de su auto para informarse sobre sus recomendaciones, y siga siempre las indicaciones de su cirujano.

Las heridas pequeñas se cubrirán con apósitos. Es posible que le coloquen una rodillera para darle soporte a su articulación mientras sana. Se le alentará a levantarse, apoyarse en la rodilla y a moverla tan pronto como pueda después de la cirugía. Deberá planificar para que alguien le lleve a su casa en auto. Debe tratar que un amigo o familiar permanezca con usted durante las primeras 24 horas después de la operación.

Antes de que usted se vaya a casa, es posible que un enfermero le enseñe a cuidar de sus heridas. Es posible que le den fecha para una consulta de seguimiento. Es también posible que lo vea un fisioterapeuta, que le indicará algunos ejercicios para que haga durante la recuperación. La cantidad de sesiones de fisioterapia que necesita varía; por lo tanto, siga las recomendaciones del fisioterapeuta y del cirujano.

Cómo recuperarse de una reconstrucción del ligamento cruzado anterior

Si necesita aliviar el dolor, puede tomar analgésicos de venta sin receta como paracetamol (acetaminofén) o ibuprofeno. Siempre lea la información para el paciente que viene con el medicamento y, si tiene alguna pregunta, consulte al farmacéutico.

También puede aplicarse bolsas de hielo (por ejemplo, un paquete de guisantes congelados envueltos en una toalla) sobre la rodilla, para aliviar el dolor y la inflamación. No aplique el hielo directamente sobre la piel, porque puede dañarla.

La recuperación total de una reconstrucción del ligamento cruzado anterior lleva generalmente unos seis meses, aunque esto puede variar según la persona, de manera que es importante seguir los consejos de su cirujano. Si trabaja en un escritorio, podrá volver a trabajar entre tres y cuatro semanas después de la operación. Puede llevar hasta seis meses si tiene un trabajo activo.

Si desea practicar deportes después de la operación, siga las indicaciones de su cirujano sobre cuándo comenzar a hacerlo. Es posible que no pueda practicar algunos deportes que impliquen girar y darse vuelta, como, por ejemplo, el baloncesto.

¿Cuáles son los riesgos?

Como con cualquier procedimiento, existen algunos riesgos asociados con la reconstrucción del ligamento cruzado anterior. No hemos incluido las probabilidades de que los mismos sucedan debido a que dependen de usted y varían para cada persona. Consulte al cirujano para que le explique cómo los riesgos se aplican a su caso.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios son efectos indeseados, aunque mayormente temporales que puede tener después del procedimiento.

Después de una reconstrucción del ligamento cruzado anterior podría tener algunos de los siguientes efectos secundarios:

  • dolor
  • inflamación y hematomas
  • rigidez

Complicaciones

Las complicaciones son problemas que surgen durante la operación o después de la misma. La mayoría de las personas no sufren ninguna complicación. Las posibles complicaciones de cualquier operación son las reacciones inesperadas a la anestesia, las infecciones, hemorragia excesiva o la formación de coágulos, por lo general en una vena de la pierna (trombosis venosa profunda, TVP).

Las principales complicaciones de una reconstrucción del ligamento cruzado anterior se enumeran a continuación:

  • Desgarro del injerto usado para reparar el LCA.
  • Entumecimiento en la parte externa del muslo, cerca de donde se realizaron las incisiones quirúrgicas. Esto puede ser temporal o permanente.
  • La articulación de su rodilla puede seguir inestable. Esto sucede cuando el tendón usado como injerto se desgarra o estira.
  • Rigidez en la rodilla o menos amplitud de movimiento que el que tenía antes de la lesión.
  • Los tendones de donde se tomó su injerto podrían debilitarse o desgarrarse.
  • Dolor de la rodilla a largo plazo, o dolor cuando se arrodilla.

Preguntas y respuestas

Respuesta

Si usted se ha lesionado el ligamento cruzado anterior, es probable que la rodilla le duela y se le inflame. Muchas personas también escuchan un estallido al producirse la lesión.

Explicación

Normalmente, las lesiones del ligamento cruzado anterior se producen mientras se practica un deporte, especialmente si la rodilla se tuerce o se extiende demasiado. Estas lesiones también pueden producirse por un golpe en la rodilla, por ejemplo, una entrada (tacle) en un juego de fútbol americano o rugby.

 La primera vez que se lesiona el ligamento cruzado anterior, es probable que la rodilla le duela y se le inflame.  Por lo general, al producirse la lesión, se escucha un estallido, o se siente que algo se rompe en la rodilla. Con el tiempo, la inflamación puede disminuir sin tratamiento. 

Algunas personas que se lesionan el ligamento cruzado anterior no tienen dolor ni síntomas, tales como debilidad o sentir que les falla la rodilla. Otras pueden experimentar dolor o síntomas cuando la rodilla está bajo tensión, por ejemplo, durante la práctica de deportes.

 Si se lesiona el ligamento cruzado anterior durante la práctica de ejercicios o deportes, deténgase y no trate de mover la rodilla. Con cuidado, sostenga la rodilla en la posición más cómoda posible, y procure atención médica urgente. Quizás le sea más cómodo colocar algún tipo de acolchado debajo de la rodilla, de modo que no quede apoyada directamente sobre el piso.

Si usted ya tiene lesionado el ligamento cruzado anterior y esto afecta su vida cotidiana, consulte con el médico cuáles son sus opciones.

Respuesta

Hay tres tipos diferentes de injertos disponibles para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior: autoinjertos, aloinjertos e injertos sintéticos. El cirujano le explicará las distintas opciones.

Explicación

Los autoinjertos son injertos que se toman de su propio cuerpo. Pueden ser parte del tendón rotuliano, que conecta la rótula con la tibia, o parte de la corva. Es muy poca la diferencia que hay entre un injerto tomado del tendón rotuliano o de la corva.

El tendón rotuliano suele considerarse la mejor opción para reconstruir el ligamento cruzado anterior, ya que tiene un índice de éxito funcional ligeramente superior al del injerto de la corva. Este índice de éxito se basa en la cantidad de reconstrucciones que no funcionan. No obstante, más personas tienen dolor de rodilla anterior (dolor detrás de la rótula), especialmente al arrodillarse, después de un injerto del tendón rotuliano. También pudiera tener problemas para flexionar la rodilla tan bien como lo hacía antes de la operación.

Se cree que los injertos del tendón de la corva causan menos dolor después de la operación, además de asociarse con una cirugía menos invasiva. Sin embargo, algunas investigaciones sugieren que el injerto del tendón de la corva tiene más probabilidades de estirarse después de la cirugía, lo que podría reducir la estabilidad de la rodilla.

Los aloinjertos son trasplantes homólogos, y a menudo se usan si ya le hicieron una reconstrucción del ligamento cruzado anterior que no resultó exitosa en el pasado. Esta segunda reconstrucción del ligamento se conoce como cirugía de revisión. Recibir este tipo de injerto significa que habrá ligeramente mayores probabilidades de que usted sufra una infección; algunos estudios sugieren que es más probable que estos injertos se estiren después de la cirugía.

Respuesta

Por el momento, no hay pruebas que justifiquen el uso habitual de una rodillera después de la cirugía.

Explicación

Después de la cirugía, a veces se utilizan rodilleras para sostener la rodilla y prevenir otras lesiones. También pudiera ser que usar una rodillera le haga sentir más confiado(a), porque considera que su rodilla está protegida; sin embargo, la mayor parte del tiempo, una rodillera suele resultar demasiado abultada y poco práctica.  Sin embargo, no se han publicado suficientes estudios confiables que justifiquen su uso. Consulte con el cirujano cuáles son las opciones disponibles para usted, y cualesquiera inquietudes que tenga acerca de reanudar sus actividades normales.

Más información

British Orthopaedic Association (Asociación Británica de Ortopedia)
020 7405 6507
www.boa.ac.uk
 

Fuentes

ACL Injury: does it require surgery? American Academy of Orthopaedic Surgeons. 
Anterior cruciate ligament (ACL) tear – management. Map of Medicine. www.mapofmedicine.com
Anterior cruciate ligament pathology. eMedicine. www.emedicine.medscape.com
Allman K, Wilson I. Oxford handbook of anaesthesia. 2ª edición. Oxford: Oxford University Press:461
MacAuley D. Oxford handbook of sport and exercise medicine. 1ª edición. Oxford: Oxford University Press, 2007:226
Allograft reconstruction of the ACL-deficient knee. eMedicine. www.emedicine.medscape.com
 

Esta información fue publicada por el equipo de información sobre la salud de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.

Fecha de revisión: 2021

Artículos recomendados

Infección aguda de oído medio
Una infección aguda de oído medio (otitis media) es una infección que causa inflamación en el oído medio.  
3 Minutos de lectura
Vacunas-en-niños
La inmunización infantil es el uso de vacunas en niños para protegerlos contra enfermedades infecciosas.
5 Minutos de lectura
Cirugía de reemplazo de cadera
El reemplazo de cadera se realiza habitualmente cuando una articulación de la cadera se ha dañado o desgastado, por lo general, por artritis o una lesión. Se habla de revisión de cadera (o repetición de reemplazo de cadera) cuando se cambia una prótesis artificial que se ha aflojado, infectado o desgastado.
3 Minutos de lectura
Rotura del tendón de Aquiles
La rotura del tendón de Aquiles es un desgarro, parcial o total, de dicho tendón, en la parte inferior de la pierna. Es el que se rompe con más frecuencia.  
7 Minutos de lectura
Mujer con mononucleosis
La mononucleosis infecciosa (también conocida como fiebre glandular) es una enfermedad común en adolescentes y en adultos jóvenes. La mayoría de las personas se recuperan de la infección en pocas semanas. Sin embargo, en un reducido número de casos, esta puede ocasionar complicaciones más graves.
3 Minutos de lectura
Fiebre escarlatina en bebé
La fiebre escarlatina es una enfermedad infecciosa ocasionada por una bacteria llamada estreptococo y se caracteriza por una erupción.
3 Minutos de lectura
Dolor de espalda
El dolor de espalda generalmente afecta la zona lumbar. Puede ser un problema a corto plazo, que puede durar pocos días o semanas, o continuar varios meses o incluso varios años. La mayoría de las personas tendrán alguna forma de dolor de espalda en alguna etapa de sus vidas.
8 Minutos de lectura
Dislexia en niños
La dislexia es una afección que impide el desarrollo de habilidades basadas en el lenguaje, incluyendo leer, deletrear y escribir.
6 Minutos de lectura
Degeneración macular relacionada con la edad
La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad que afecta la habilidad de una persona de ver lo que está directamente frente a ella, es decir, su visión central. Es la causa más frecuente de ceguera en personas de más de 60 años en el mundo occidental.
3 Minutos de lectura
crup
El crup es el nombre común de la laringotraqueobronquitis. Ocurre cuando la laringe (caja laríngea), la tráquea y los bronquios (conductos de aire hacia los pulmones) contraen una infección.  Es una afección común y muy pocas veces tiene consecuencias graves. El crup afecta principalmente a niños menores de seis años de edad. 
3 Minutos de lectura
Conjuntivitis
La conjuntivitis es la inflamación de la membrana superficial transparente (la conjuntiva) que recubre la parte blanca del ojo.
3 Minutos de lectura
Cólicos en bebés
Los cólicos en bebés son motivo de llanto inconsolable en un recién nacido sin otro problema de salud. Un bebé con cólicos llora con más frecuencia y durante más tiempo que otros niños. Los cólicos normalmente mejoran por sí solos y la mayoría de los bebés los "superan" hacia los seis meses de edad.
3 Minutos de lectura