Publicidad
Prueba de glucosa en sangre para determinar si tienes Prediabetes

Glucosa alterada en ayunas (Prediabetes)

L a glucosa alterada en ayunas (GAA) suele denominarse prediabetes.

Esto ocurre cuando los niveles de azúcar en sangre son elevados, pero no tanto como en la diabetes. Con la GAA, el cuerpo no puede usar la glucosa de la forma que debiera.

  1. Acerca de la glucosa alterada en ayunas

    Con la glucosa alterada en ayunas (GAA, o prediabetes), el cuerpo no puede regular la glucosa como debiera.
     
    La glucosa es una forma simple de azúcar que se encuentra en los alimentos y en las bebidas azucaradas, y se absorbe como parte normal del proceso de digestión.

    Una de las funciones de la sangre es transportar la glucosa por el cuerpo. Cuando la glucosa llega a los tejidos, por ejemplo, a las células musculares, es absorbida y convertida en energía. La concentración de glucosa en la sangre es regulada automáticamente por una hormona llamada insulina.
     
    La cantidad de glucosa en sangre cambia en el transcurso del día: sube o baja según lo que uno coma y beba.
     
    Los niveles de glucosa en sangre pueden medirse en un laboratorio mediante un análisis de muestra de sangre. Éste suele hacerse cuando uno no ha comido nada durante ocho horas, y se llama análisis de glucosa en sangre en ayunas.
     
    Se calcula que siete millones de personas en el Reino Unido tienen GAA.

  2. Síntomas de la glucosa alterada en ayunas

    La GAA (prediabetes) no presenta síntomas, y a menudo pueden transcurrir años sin que se diagnostique. Aunque no manifiesten síntomas, muchas personas a las que se les diagnostica prediabetes tienen sobrepeso. Nueve de cada 10 personas con GAA tienen hipertensión arterial, niveles de colesterol altos o antecedentes familiares de la enfermedad.

    Si tienes sed, orinas más de lo normal, tienes infecciones recurrentes, visión borrosa o cicatrización lenta, podrías tener Glucosa Alterada en Ayunas.

    La GAA puede incrementar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Muchas personas con diabetes tipo 2 no tienen síntomas, pero cuando sí los tienen, estos pueden incluir los siguientes:

    • tener sed
    • orinar más de lo normal
    • infecciones recurrentes
    • visión borrosa
    • cicatrización lenta

    Si tienes alguno de estos síntomas, consulta a tu médico de cabecera.

  3. Complicaciones de la glucosa alterada en ayunas

    La prediabetes (GAA) puede contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 2. Las personas con GAA tienen una probabilidad entre cinco y 15 veces mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas con niveles normales de glucosa.  Aunque existe una tendencia inevitable, puedes tomar precauciones para reducir las probabilidades de que esto ocurra. Las personas con GAA también tienen un riesgo levemente mayor de sufrir cardiopatías  o accidentes cerebrovasculares.

  4. Causas de la glucosa alterada en ayunas

    La GAA (o prediabetes) se desarrolla cuando el cuerpo no puede controlar los niveles de glucosa. Quizás el cuerpo no pueda usar la insulina debidamente o produzca menos insulina. Diversos factores aumentan las probabilidades de desarrollar GAA. Las personas de raza negra o del sudeste asiático mayores de 25 años, y las de raza blanca mayores de 40, así como las que tienen uno o más de los siguientes factores de riesgo, pueden desarrollar GAA:

    • padre, madre, hermano o hermana con diabetes tipo 2;
    • sobrepeso o exceso de peso alrededor de la cintura, y no en las caderas o los muslos;
    • hipertensión arterial, o si has tenido algún ataque cardíaco o accidente cerebrovascular;
    • síndrome de ovario poliquístico y sobrepeso;
    • diabetes durante el embarazo;
    • problemas mentales graves.
  5. Diagnóstico de la glucosa alterada en ayunas

    Tanto la Glucosa Alterada en Ayunas como la diabetes se diagnostican mediante análisis de los niveles de glucosa en sangre. El primer análisis es una prueba de glucosa en plasma en ayunas. Se te pedirá que no comas nada entre ocho y 10 horas antes de que te tomen una muestra de sangre.

    ¿Cómo se interpretan los resultados de la prueba de glucosa en sangre?

    • Nivel de glucosa en sangre normal: Si el nivel de glucosa en sangre en ayunas está entre 3.6 mmol/l y 6 mmol/l esto significa que tu nivel de glucosa en sangre es normal.
    • Diabetes: Si el nivel de glucosa en sangre en ayunas es de 7 mmol/l o más esto significa que es probable que tengas diabetes. La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no puede controlar el nivel de glucosa en la sangre.
    • Glucosa Alterada en Ayunas (Prediabetes): Si el nivel de glucosa en sangre en ayunas está entre 6.1 mmol/l y 6.9 mmol/l puedes tener GAA.

    Según sea el resultado de este análisis, se te pedirá que te hagas una prueba de glucosa en plasma después de dos horas (también conocida como prueba de tolerancia oral a la glucosa). Si te haces esta prueba, también se te pedirá que no comas nada entre ocho y 10 horas antes de que te tomen la muestra de sangre. Una vez tomada la muestra de sangre, deberás tomarte una bebida que contiene determinada cantidad de glucosa. Dos horas después de tomada la primera muestra, se te tomará otra muestra de sangre para ver cómo ha procesado el cuerpo la glucosa que ingirió.

  6. Tratamiento de la glucosa alterada en ayunas

    La GAA no requiere tratamiento médico, pero es importante tratar de disminuir los niveles de glucosa en sangre con algunos cambios en tu estilo de vida. Esto puede ayudar a prevenir o retardar el desarrollo de la diabetes tipo 2.
     
    Si has tenido un nivel indicador de GAA una vez deberás hacerte pruebas de glucosa en ayunas regularmente todos los años. 

     ¿Qué puedes hacer si tienes Glucosa Alterada en Ayunas?

    Las personas con GAA tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, así como de sufrir cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, por lo que es importante que hagas lo posible por reducir tus probabilidades de padecer de estas enfermedades. Debes procurar alcanzar y mantener niveles normales, o casi normales, de glucosa en sangre. Puedes lograrlo de la siguiente manera:

    • siguiendo una dieta balanceada y saludable, baja en grasa, alta en fibra, con poca sal y muchas frutas y verduras;
    • bajando las libras sobrantes si tienes sobrepeso, y asegurándote de mantener el peso dentro de los límites recomendados, según tu estatura;
    • mejorando tu estado físico mediante ejercicios moderados regulares (30 minutos al día, por lo menos cinco días a la semana).

    Además de las precauciones anteriores, también puedes reducir tu riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular si dejas de fumar.

  7. Preguntas y respuestas

    ¿Hay alguna otra razón por la cual pudiera elevarse mi nivel de glucosa en sangre?

    Respuesta

    Existen ciertos trastornos y circunstancias que pudieran elevar temporalmente los niveles de glucosa en sangre. Por eso, tu médico de cabecera te chequeará el nivel de glucosa en sangre por segunda vez si no tienes síntomas de diabetes.

    Explicación

    Además de ser un síntoma temprano de diabetes tipo 2, un nivel elevado de glucosa en sangre puede ser consecuencia de otros trastornos. Tu médico de cabecera siempre te chequeará el nivel de glucosa en sangre, por lo menos una vez más, si no tienes ningún otro síntoma de diabetes tipo 2, tal como tener sed u orinar más de lo habitual. La razón es que puede haber otros trastornos que ocasionen  temporalmente un nivel elevado de glucosa en sangre. Si estos análisis de sangre muestran que tus niveles de glucosa en sangre han vuelto a la normalidad, puede ser que no requieras tratamiento, pero tu médico de cabecera podría pedirte que regreses para hacerte chequeos regulares.
     
    Existen diversos trastornos y circunstancias que pudieran elevar temporalmente los niveles de glucosa en sangre, como por ejemplo:

    • Algunos medicamentos pueden aumentar el nivel de glucosa en sangre. Si has estado tomando esteroides durante un breve período, por ejemplo, para tratarte el asma o la artritis reumatoidea, esto puede causarte un aumento temporal del nivel de glucosa en sangre. Otros medicamentos, incluidos los diuréticos tiazídicos (píldoras de agua), algunos antidepresivos, la terapia de reemplazo hormonal con estrógeno y la fenitoína (usada para tratar la epilepsia), también pueden elevar el nivel de glucosa en sangre. Comunícale a tu médico de cabecera si estás tomando algún medicamento al momento de hacerse el análisis de sangre. Si el cuerpo pasa por un estrés agudo a corto plazo, también puede elevarse el nivel de glucosa en sangre. Cuando el cuerpo sufre mucho estrés libera ciertas hormonas que pueden afectar el nivel de glucosa. Si has estado muy grave después de un accidente, te has sometido a cirugía mayor, o has tenido algún problema serio de salud, tal como un ataque cardíaco, es posible que tus niveles de glucosa en sangre aumenten.
       
    • El páncreas es una glándula de gran tamaño localizada en el abdomen, que produce jugos digestivos e insulina. La insulina controla el nivel de glucosa en sangre. Por tanto, si tienes alguna enfermedad que afecta el páncreas, por ejemplo, pancreatitis (que produce inflamación del páncreas), el nivel de glucosa en sangre puede verse afectado. También existen mayores probabilidades de que desarrolles diabetes si tienes pancreatitis.
       
    • Otros trastornos menos comunes relacionados con las hormonas (sustancias químicas del cuerpo), tales como el síndrome de Cushing o la acromegalia, pueden alterar el nivel de glucosa en sangre.
    Mi médico mencionó el síndrome metabólico - ¿Qué es eso?

    Respuesta

    El síndrome metabólico es un conjunto de factores de riesgo que pueden incrementar el riesgo de desarrollar diabetes y cardiopatía. El síndrome metabólico no siempre deviene en diabetes. Con un estilo de vida saludable puedes reducir estos factores de riesgo y prevenir o retardar el desarrollo de la diabetes.

    Explicación

    El síndrome metabólico también suele llamarse síndrome X o de resistencia a la insulina. Si padeces de síndrome metabólico es probable que desarrolles cardiopatía y diabetes, ya que tienes determinados factores de riesgo. Un factor de riesgo es cualquier cosa que aumente las probabilidades de padecer una enfermedad.
     
    Existen diferentes definiciones del síndrome metabólico. No obstante, según pautas recientes, se considera que una persona tiene síndrome metabólico si reúne tres de los siguientes factores de riesgo específicos:

    • Si tu circunferencia de cintura es muy ancha (lo que se conoce como obesidad central), esto aumenta tu riesgo de cardiopatía y diabetes. Esto significa que acumulas el exceso de peso alrededor de la cintura, y no en las caderas o los muslos. La medida por encima de la cual aumenta tu riesgo es diferente entre hombres y mujeres, y también varía según el origen étnico. Los hombres cuya circunferencia de cintura es de más de 94 cm (37 pulgadas) y las mujeres cuya circunferencia de cintura es de más de 80 cm (32 pulgadas) tienen un mayor riesgo de cardiopatía y diabetes. Este riesgo aumenta si la persona es originaria de Asia del Sur.
       
    • Un nivel elevado de triglicéridos en sangre puede incrementar el riesgo de cardiopatía. Los triglicéridos son un tipo de grasa que mayormente proviene de las grasas que consumes. La energía ingerida que no se usa de inmediato se convierte en triglicéridos, y es transportada a las células adiposas para su almacenamiento. Si bien la mayoría de los triglicéridos se almacenan en el tejido graso, también se encuentran en bajos niveles en la sangre. Se considera un nivel elevado de triglicéridos en sangre a partir de 1.7 mmol/l.
       
    • Si tienes un nivel bajo de colesterol HDL esto puede aumentar tu riesgo de cardiopatía. El colesterol HDL es el "bueno", ya que ayuda a evitar la acumulación de depósitos de grasa en las arterias. Los valores del colesterol HDL son diferentes entre hombres y mujeres. En el hombre, un nivel de 1 mmol/l, o menos, aumenta el riesgo de cardiopatía; en la mujer, este nivel es de 1.3 mmol/l o menos.
       
    • Tu riesgo de cardiopatía aumenta si tienes hipertensión arterial tratada con medicamentos, o si tu tensión arterial supera los 130/85 mmHg.
       
    • Tener glucosa alterada en ayunas (un nivel de glucosa en sangre en ayunas de 6 mmol/l o más) también es un factor relacionado con el síndrome metabólico.
       

    Si tienes síndrome metabólico tu probabilidad es cinco veces mayor de desarrollar diabetes y tres veces mayor de desarrollar cardiopatía que la de alguien que no tenga este síndrome.
     
    Puedes reducir estos riesgos si pierdes el exceso de peso y aumentas tu actividad física. Estos cambios en tu estilo de vida pueden influir considerablemente en tu salud. Tu médico de cabecera también puede recomendarte medicamentos para disminuir la tensión arterial, o para regular los niveles de colesterol y triglicéridos.

    ¿La glucosa alterada en ayunas es un tipo leve de diabetes?

    Respuesta

    No existe la diabetes leve: la enfermedad se tiene o no se tiene. La glucosa alterada en ayunas significa que el nivel de glucosa en sangre está elevado, pero no es lo suficientemente alto como para determinar una diabetes. Con un estilo de vida saludable puedes reducir estos factores de riesgo y retardar el desarrollo de la diabetes, o incluso prevenirla.

    Explicación

    Si tienes un nivel elevado de glucosa de entre 6.1 y 6.9 mmol/l después de ayunar, esto no significa que tengas diabetes leve. La glucosa alterada en ayunas es lo que algunos médicos llaman prediabetes.
     
    En el Reino Unido, aproximadamente uno de cada seis adultos de entre 40 y 65 años tiene glucosa alterada en ayunas. Tener un nivel elevado de glucosa no significa que es inevitable desarrollar diabetes, pero sí aumenta considerablemente el riesgo. Un estudio llevado a cabo en Finlandia mostró que, en un período de 10 años, una de cada 50 personas con niveles normales de glucosa en sangre llegaba a desarrollar diabetes. Sin embargo, de aquellas personas con glucosa alterada en ayunas, una de cada dos llegaba a desarrollar diabetes en el mismo período.
     
    No todas las personas que tienen glucosa alterada en ayunas desarrollan diabetes en el futuro. Si llevas un estilo de vida saludable puedes mantener tu nivel de glucosa en sangre estable o reducirlo. Esto significa que puedes retrasar el desarrollo de la diabetes o prevenirla por completo. Si sabes que tu nivel de glucosa es elevado tienes la posibilidad de hacer algo al respecto y prevenir la diabetes en el futuro.
     
    Si controlas tu peso, llevas una dieta saludable y equilibrada, y refuerzas tu actividad física, puedes evitar que tu nivel de glucosa en sangre aumente con el paso del tiempo. Además de llevar un estilo de vida saludable, si tienes glucosa alterada en ayunas pídele a tu médico de cabecera que te chequee los niveles de glucosa en sangre una vez al año.

Más información

Diabetes UK
0845 120 2960
www.diabetes.org.uk

Fuentes

Publicado por el equipo de información sobre la salud de Bupa, diciembre de 2019.


Artículos recomendados

¿VIGILAS TU NIVEL DE AZÚCAR EN SANGRE?
Conoce nuestros seguros. Incluyen beneficios preventivos para cuidar de tu salud.
¿VIGILAS TU NIVEL DE AZÚCAR EN SANGRE?

Llame a (305) 398-7400

Desde México (55) 5520-2872

BUPA
Cobertura Médica Mundial
Disfruta de tu estilo de vida saludable en cualquier parte del mundo.
Síguenos

Logo de Twitter Logo de Facebook

COTICE SU PLAN