Publicidad
Sistema respiratorio - EPOC

EPOC

S e estima que 64 millones de personas en el mundo entero padecen EPOC y es más común a medida que se envejece. La EPOC es una enfermedad pulmonar potencialmente mortal que tiende a empeorar progresivamente, y la causa más común es el tabaquismo.

Una enfermedad crónica es aquella que se prolonga en el tiempo, a veces por el resto de la vida de la persona afectada. Cuando se describe una enfermedad, el término 'crónico' se refiere al tiempo que una persona la sufre, y no al nivel de gravedad de la enfermedad.

El término EPOC se usa en la actualidad para referirse a la bronquitis crónica y al enfisema que antes se consideraban enfermedades independientes.

  • La bronquitis crónica es la inflamación de los bronquios, que son las vías respiratorias principales que van desde el tubo (la tráquea) hasta los pulmones. Esta inflamación puede producir un exceso de mucosidad que podría obstruir sus vías respiratorias y hacerle toser.
  • El enfisema daña la estructura de los alvéolos (pequeños sacos de aire por donde pasa el oxígeno a la sangre). Cuando los alvéolos pierden su elasticidad se reduce el soporte de las vías respiratorias, haciendo que éstas se estrechen.

Los efectos de la EPOC tienen como resultado que pasa menos oxígeno a la sangre.

El siguiente video muestra los cambios que suceden en los pulmones cuando se padece de EPOC:

Video You Tube
  1. SÍNTOMAS DE LA EPOC

    Al principio es posible que no advierta ningún síntoma de la EPOC. La enfermedad avanza gradualmente, y puede comenzar con una tos con flema o con dificultades para respirar. Muchas personas no consultan a un médico en esta primera etapa, pero mientras más temprano reciba tratamiento y asesoramiento, mejor.
     
    A medida que la EPOC avanza, los síntomas pueden variar, pero podrían incluir:

    • tos crónica
    • dificultad para respirar al hacer esfuerzo físico
    • tos con flema frecuente
    • pérdida de peso
    • cansancio y fatiga
    • despertarse de noche debido a la dificultad para respirar
    • tobillos hinchados

    Puede notar que sus síntomas empeoran en los meses de invierno.

    Es poco común tener dolores de pecho o toser sangre si tiene EPOC; si esto sucede, puede ser que tenga una enfermedad diferente u otra enfermedad además de EPOC.

    La EPOC no siempre es la causa de estos síntomas, pero si los tiene, consulte a un médico.

  2. CAUSAS DE LA EPOC

    La única causa más importante de la EPOC es fumar. Si deja de fumar, las probabilidades de desarrollar EPOC comienzan a reducirse. Si ya tiene EPOC, dejar de fumar puede mejorar sus síntomas y hacer que la enfermedad avance más lentamente. 
     
    También tiene más probabilidades de desarrollar EPOC:

    • si está expuesto a ciertos polvos o vapores en su trabajo
    • por factores ambientales, como contaminación del aire
    • por problemas hereditarios; la falta hereditaria de una proteína llamada alfa antitripsina que ayuda a proteger los pulmones contra los efectos de fumar puede aumentar el riesgo, pero menos de una persona de cada 100 con EPOC tiene esta carencia
    • si tiene un sistema inmunológico debilitado; por ejemplo, debido al VIH/SIDA.
  3. DIAGNÓSTICO DE LA EPOC

    Su médico le hará preguntas sobre los síntomas y le examinará. También le hará preguntas sobre su historia clínica. Si su médico cree que tiene EPOC, le preguntará sobre los problemas respiratorios que tiene y desde cuándo los tiene. Por lo general, examinará su pecho con un estetoscopio, para escuchar si tiene sibilancia (resuellos) y crepitaciones (crujidos).

    Su médico también puede recomendar una prueba de los pulmones que se llama espirometría. Deberá soplar en un dispositivo que mide cuánto y con qué rapidez puede expulsar aire de los pulmones. Cada problema pulmonar produce resultados diferentes, por lo que esto ayuda a diferenciar la EPOC de otras enfermedades respiratorias como el asma.
     
    A continuación se indican otros exámenes que le pueden hacer:

    • Una radiografía de tórax para ver si sus pulmones muestran señales de EPOC y para descartar otras enfermedades pulmonares.
    • Un análisis de sangre para detectar anemia o señales de infección.
    • Una tomografía computarizada (TC) para generar una imagen tridimensional de sus pulmones.
    • Un electrocardiograma (ECG) para medir los impulsos eléctricos del corazón y ver si tiene alguna enfermedad cardíaca y/o pulmonar.
    • Un ecocardiograma para ver cómo funciona su corazón.
    • Un oxímetro del pulso para monitorear la cantidad de oxígeno en su sangre y ver si necesita terapia de oxígeno.
    • Un examen de deficiencia de antitripsina (necesario si desarrolla la EPOC a los 40 años o antes, o si no fuma)

    Tenga presente que la disponibilidad y el uso de estas pruebas específicas pueden variar de un país a otro.

  4. TRATAMIENTO DE LA EPOC

    No hay cura ni forma de revertir el daño pulmonar, pero usted puede hacer algunas cosas para evitar que su EPOC empeore. El tratamiento más importante es dejar de fumar. Dejar de fumar puede aliviar los síntomas y reducir el avance de la EPOC, aunque la haya tenido desde hace mucho tiempo. Hable con su médico sobre los métodos para dejar de fumar.

    Autoayuda

    Puede tomar otras medidas para evitar que la EPOC empeore y para aliviar sus síntomas. A continuación se indican algunos ejemplos.

    • asegúrese de beber suficiente agua para mantener los niveles de líquidos, y use vapor o un humificador para ayudarle a mantener la humedad de las vías respiratorias; esto puede ayudar a reducir el espesor de la mucosidad y la flema que produce.
    • Haga ejercicio para mantenerse activo y coma una dieta saludable para ayudar a su corazón y pulmones
    • Vacúnese todos los años contra la gripe, ya que la EPOC le pone particularmente vulnerable a complicaciones de la gripe, por ejemplo, neumonía (infección bacteriana de los pulmones)
    • Vacúnese contra la bacteria Streptococcus pneumoniae que causa la neumonía.

     

    Rehabilitación pulmonar

    Pregunte a su médico acerca de la rehabilitación pulmonar. Estos son programas que consisten en ejercicios, información sobre la EPOC, asesoramiento sobre nutrición y apoyo psicológico. El objetivo es ayudarle a reducir sus síntomas y hacer que le resulte más fácil realizar sus actividades diarias.
     


    Medicamentos

    Existen diversos medicamentos que pueden ayudar a aliviar sus síntomas y controlar los episodios. Hable con su médico sobre el medicamento más conveniente para usted.

    Broncodilatadores

    Estos medicamentos se usan habitualmente para el asma y la EPOC. Dilatan las vías respiratorias para que el aire fluya más fácilmente y alivian la sibilancia y la falta de aire. Están disponibles como inhaladores de corta o larga acción, o como comprimidos.

    Esteroides

    Los tratamientos con esteroides pueden ayudar si tiene EPOC más grave. Los esteroides actúan reduciendo la inflamación de las vías respiratorias. Están disponibles como inhaladores o comprimidos. Es posible que le receten un ciclo corto de tratamiento con comprimidos durante una o dos semanas cuando tenga un episodio o en algunos casos se receta un inhalador de esteroides para usar con regularidad.

    Mucolíticos

    Los mucolíticos desprenden la flema y la mucosidad producida, lo que facilita su expulsión al toser. Su médico puede recetarle un mucolítico si tiene tos crónica con producción de flema.

    Terapia de Oxígeno

    Si su EPOC empeora, puede comenzar a tener bajos niveles de oxígeno en la sangre. La terapia de oxígeno puede ayudar a aliviar esto. Usted inhala oxígeno a través de una máscara o de pequeños tubos (cánulas nasales) que se colocan debajo de las fosas nasales.

    El oxígeno se proporciona en grandes tanques para uso doméstico o en versiones más pequeñas y portátiles para usar fuera de la casa. Un concentrador de oxígeno (máquina que usa aire para producir un suministro de gas rico en oxígeno) es una alternativa a los tanques.

    Es particularmente importante dejar de fumar si recibe terapia de oxígeno para la EPOC porque existe un grave riesgo de incendio. La terapia de oxígeno puede ser a corto plazo, a largo plazo (cuando se usa en todo momento en su casa) o ambulatoria (cuando se usa para hacer ejercicios o cuando se encuentra al aire libre).


    Cirugía

    Si tiene EPOC grave, su médico podría recomendar una cirugía para extirpar las áreas dañadas de sus pulmones. Esto puede ayudar a que sus pulmones funcionen mejor. No obstante, esta opción solo se realiza en ciertas circunstancias: hable con su médico para obtener más información.
    La disponibilidad y el uso de los distintos tratamientos pueden variar de un país a otro. Consulte a su médico acerca de sus opciones de tratamiento.

  5. PREVENCIÓN DE LA EPOC

    No fumar es la manera más efectiva de prevenir la EPOC.

    Si está expuesto a polvo y vapores en su trabajo, es importante que se cuide y use el equipo de protección adecuado, como máscaras, para ayudar a evitar la inhalación de cualquier sustancia nociva.

  6. Preguntas y Respuestas

    ¿PUEDO HACER EJERCICIOS SI TENGO EPOC?

    Respuesta

    Es importante tratar de hacer todo el ejercicio que pueda si tiene EPOC, incluso si siente que le falta un poco la respiración.

    Explicación

    Si tiene EPOC, puede sentir que no quiere hacer nada que le provoque dificultad para respirar. Muchas personas con EPOC reducen la actividad que hacen porque les preocupa que sea peligroso que les cueste respirar. Sin embargo, no es cierto. De hecho, reducir la cantidad de ejercicio puede empeorar las cosas, ya que esto puede disminuir su aptitud física y le faltará el aire más rápido cuando esté activo.
     
    Realizar ejercicios livianos con regularidad y aumentar gradualmente la cantidad puede ayudarlo a mejorar su respiración y a sentirse mejor. Tener un poco de dificultad para respirar no le provocará ningún problema, pero no se exceda.
     
    Trate de adaptar su estilo de vida para mantenerse lo más activo posible. Si puede caminar, trate de caminar durante 20 a 30 minutos, de tres a cuatro veces por semana. Trate de realizar caminatas cortas, aunque sea por la casa o en el jardín. No se preocupe si siente un poco de dificultad para respirar, solo descanse un poco para recuperar el aliento y continúe. Si no puede caminar, su médico de cabecera o el fisioterapeuta pueden enseñarle ejercicios para hacer en su casa para ayudar a despejar la mucosidad. Estos suelen incluir ejercicios con la parte superior del cuerpo, como girar el torso y estirar los brazos.
     
    Pregúntele a su médico de cabecera si existen planes de rehabilitación pulmonar en su área a donde puede referirle.
     
    Vale la pena tratar de mantenerse lo más activo posible, dado que incluso un poco de ejercicio puede ayudarle si tiene problemas pulmonares graves.

    Información adicional

    British Lung Foundation
    0845 850 5020
    www.lunguk.org

    Fuentes

    • Chronic obstructive pulmonary disease. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.library.nhs.uk, consultado el 10 de junio de 2009
    • Chronic obstructive pulmonary disease. Management of chronic obstructive pulmonary disease in adults in primary and secondary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2004. www.nice.org.uk
    • Global strategy for the Diagnóstico, Management, and prevention of Chronic obstructive pulmonary disease. Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease, 2008. www.goldcopd.com
    • Exercise and the lungs. British Lung Foundation. www.lunguk.org, consultado el 10 de junio de 2009
    ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA DIETA PARA LAS PERSONAS CON EPOC?

     

    Respuesta

    Es importante comer una dieta saludable y mantener un peso saludable para ayudar a sus corazón y pulmones. Es común bajar de peso si tiene EPOC. Tener bajo peso puede hacerle sentir débil y puede hacer que sea difícil combatir las infecciones. Por otro lado, si tiene  sobrepeso, significa que su corazón y pulmones tienen que trabajar más para suministrar oxígeno a su cuerpo, lo que dificulta la respiración.

    Explicación

    Si tiene EPOC, es probable que baje de peso. Puede haber diversas razones para esto, entre ellas:

    • es posible que use mucha de la energía que recibe a través de los alimentos al hacer mayor esfuerzo para respirar
    • es posible que no tenga ganas de comer si tiene dificultad para respirar
    • es posible que absorba menos nutrientes que lo habitual de los alimentos que come

     
    Tener bajo peso puede hacerle sentir débil y cansado, y puede ponerle en un mayor riesgo de tener infecciones de pecho. Por lo tanto, es más importante que nunca que mantenga un peso saludable si tiene EPOC. Los siguientes consejos pueden ayudar si le resulta difícil comer lo suficiente.

    • Coma poco y con frecuencia para que no le falte el aire y para reducir la sensación de hinchazón.
    • Elija alimentos con muchas proteínas como la carne, el pescado y los productos lácteos, pero trate de no comer alimentos azucarados y alimentos con muchas grasas.
    • Si ha perdido el apetito, trate de variar los tipos de alimentos que come o tome una bebida energizante si tiene dificultad para comer cualquier cosa.
    • Al cocinar, prepare más comida de la que necesita y congele lo que sobre para tener una comida lista los días que no tenga ganas de cocinar.
    • Aproveche las comidas que ofrecen los centros comunitarios, clubes o iglesias.
    • Beba mucha agua, a menos que su médico de cabecera le haya recomendado que no lo haga. Esto ayudará a mantener húmedo el recubrimiento de las vías aéreas y la mucosidad menos densa.
    • Si está muy por debajo de su peso, su médico de cabecera puede darle suplementos nutricionales para ayudarle a recuperar un peso saludable. Si no está seguro cuál es su peso ideal, pídale consejo a su médico de cabecera.


    Si tiene sobrepeso, trate de comer porciones más pequeñas y de aumentar la cantidad de ejercicio. Posiblemente no sea bueno que baje de peso muy rápido, por eso pídale consejo a su médico de cabecera o dietista.

    Información adicional

    British Lung Foundation
    0845 850 5020
    www.lunguk.org

    Fuentes

    • Chronic obstructive pulmonary disease. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.library.nhs.uk, consultado el 10 de junio de 2009
    • Chronic obstructive pulmonary disease. Management of chronic obstructive pulmonary disease in adults in primary and secondary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2004. www.nice.org.uk
    • Healthy eating and your lungs. British Lung Foundation. www.lunguk.org, consultado el 10 de junio de 2009
    • COPD: living with chronic obstructive pulmonary disease (COPD). British Lung Foundation. www.lunguk.org, consultado el 10 de junio de 2009
    ¿PUEDO HACER ALGO QUE ME AYUDE CUANDO ME FALTA LA RESPIRACIÓN?

     

    Respuesta

    Sí. Existen varias técnicas de respiración que pueden ayudar si de repente le cuesta respirar.

    Explicación

    Si tiene dificultad para respirar, debe tratar de relajarse y mantener la calma. Encuentre una posición cómoda y con apoyo donde pueda relajar los hombros, los brazos y las manos. Esto puede significar sentarse o encontrar algo donde pueda apoyarse y que lo sostenga, como una silla, una pared o el marco de una ventana.

    Concéntrese en inhalar aire despacio por la nariz y de exhalar por la nariz o la boca.

    Si encuentra que le falta el aire cuando está más activo, intente las siguientes técnicas:

    • Concéntrese en respirar profundo y lentamente: inhale por la nariz y exhale por la boca.
    • Frunza los labios (como si estuviera silbando), esto hace más lenta la respiración y ayuda a que sea más eficiente.
    • Exhale cuando haga algo que lleve mucho esfuerzo, como subir una escalera o escalón, agacharse, pararse o alcanzar algo.
    • Ajuste su respiración para que esté a tiempo con cualquier actividad que esté haciendo (por ejemplo, subiendo escaleras o caminando). Por ejemplo, inhale cuando está en un escalón y exhale cuando pasa al siguiente escalón.


    Un fisioterapeuta puede enseñarle más sobre el control de la respiración y ejercicios.

    Información adicional

    British Lung Foundation
    0845 850 5020
    www.lunguk.org

    Fuentes

    • Chronic obstructive pulmonary disease: management of chronic obstructive pulmonary disease in adults in primary and secondary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2004. www.nice.org.uk
    • COPD: Living with chronic obstructive pulmonary disease (COPD). British Lung Foundation. www.lunguk.org, consultado el 10 de junio de 2009
    ¿QUÉ SIGNIFICAN LOS RESULTADOS DE LA ESPIROMETRÍA?

     

    Respuesta

    Su médico de cabecera medirá cuánto aire puede soplar en una respiración, y también la rapidez con que lo sopla. Esto ayudará a saber si tiene EPOC u otros problemas de la respiración.

    Explicación

    Las mediciones que hace su médico de cabecera durante la espirometría se llaman volumen espiratorio forzado en un segundo (FEV1) y capacidad vital forzada (FVC).

    • El FEV1 es el volumen de aire que puede soplar en un segundo.
    • La FVC es la cantidad total de aire que puede soplar en una respiración.


    Su médico de cabecera usará estas mediciones para calcular la proporción del aire total que puede soplar en un segundo. Esto es el FEV1 dividido por FVC (FEV1/FVC).
     
    Las tres mediciones pueden ayudar a su médico de cabecera a saber si tiene EPOC u otros problemas respiratorios. Comparará los valores que obtenga con los valores esperados para alguien de su edad, peso y sexo.
     
    Si tiene EPOC, no podrá soplar el aire tan rápido como alguien que no tiene esta enfermedad. Esto significa que:

    • su FEV1 será más lento de lo normal (debajo de 80 por ciento de lo esperado), dado que no puede soplar tanto aire en un segundo;
    • su FEV1/FVC será lento (debajo de 0,7; cuando el número más alto que puede obtener es 1), dado que solo puede exhalar una pequeña proporción de la cantidad de aire total que hay en sus pulmones en un segundo.


    Mientras más bajos sean sus valores de FEV1 y FEV1/FVC, más grave puede ser su EPOC. Si tiene alguna pregunta sobre los resultados de su espirometría, pídale a su médico de cabecera que le explique qué significan.
     

    Información adicional

    British Lung Foundation
    0845 850 5020
    www.lunguk.org

    Fuentes

    • Chronic obstructive pulmonary disease: management of chronic obstructive pulmonary disease in adults in primary and secondary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), 2004. www.nice.org.uk
    • Chronic obstructive pulmonary disease. Clinical Knowledge Summaries. www.cks.library.nhs.uk, consultado el 10 de junio de 2009

Temas relacionados

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • Asma en adultos
  • Peso saludable para adultos
  • Alimentación saludable
  • Actividad física
  • Anemia
  • Asma en adultos
  • Gripes y resfriados
  • Dejar de fumar

Información Adicional

  • Organización Mundial de la Salud
    www.who.int
  • European Lung Foundation
    www.european-lung-foundation.org

FUENTES

  • Your lungs. British Lung Foundation. www.lunguk.org, publicado en agosto de 2007
  • Chronic obstructive pulmonary disease. World Health Organization. www.who.int, publicado en noviembre de 2011
  • Chronic obstructive pulmonary disease: management of chronic obstructive disease in adults in primary and secondary care. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE), junio de 2010. www.nice.org.uk
  • Chronic obstructive pulmonary disease. World Health Organization. www.who.int, publicado en noviembre de 2011
  • COPD. BMJ Clinical Evidence. www.clinicalevidence.bmj.com, publicado el 6 de junio de 2011
  • Chronic obstructive pulmonary disease. eMedicine. www.emedicine.medscape.com, publicado el 12 de julio de 2011
  • Simon C, Everitt H, van Dorp F. Oxford handbook of general practice. 3ª edición. Oxford: Oxford University Press, 2010:322–27
  • COPD. European Lung Foundation. www.european-lung-foundation.org, consultado en julio de 2011
  • COPD. BMJ Best Practice. www.bestpractice.bmj.com, publicado el 22 de junio de 2010
  • Joint Formulary Committee. British National Formulary. 61ª edición. Londres: British Medical Association and Royal Pharmaceutical Society of Great Britain; 2011
  • Top tips for a healthy workforce. Health and Safety Executive. www.hse.gov.uk, consultado el 25 de julio de 2011
  • Home exercises for COPD. The Asthma Foundation. www.asthmafoundation.org.nz, consultado el 20 de julio de 2011
  • Spirometry in practice. British Thoracic Society. www.brit-thoracic.org.uk, publicado en abril de 2005
  • What is the difference between asthma and COPD? Department for Work and Pensions. www.dwp.gov.uk, consultado el 25 de julio de 2011

Esta información fue publicada por el equipo de Bupa de información sobre la salud, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general, y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.

La sección de preguntas y respuestas contiene respuestas a preguntas frecuentes sobre este tema. Las preguntas fueron sugeridas por profesionales de la salud, comentarios en el sitio web y consultas por correo electrónico.

Fecha de publicación: octubre de 2009.

Actualizado: Mayo 2019

Artículos recomendados

¿TE PREOCUPAS POR TU SALUD?
Conoce nuestros seguros de salud y cómo te pueden proteger.
¿TE PREOCUPAS POR TU SALUD?

Llame a (305) 398-7400

Desde México (55) 5520-2872

BUPA
Cobertura Médica Mundial
Disfruta de tu estilo de vida saludable en cualquier parte del mundo.
Síguenos
COTICE SU PLAN